NoticiasSociales

Veinte años de la muerte del líder perredeista José Francisco Peña Gómez

SANTO DOMINGO. –José Francisco Peña Gómez fue un abogado y político dominicano. Líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), tras la renuncia de Juan Bosch en 1963. Candidato tres veces a la presidencia de la República Dominicana y ex síndico de Santo Domingo.

Gómez nació en 1937 en Mao, dedicando parte de su vida a la actividad política, convirtiéndose en la figura principal de esta organización partidaria a raíz de la salida de Juan Bosch en 1973.

Fue candidato tres veces a la presidencia de la República Dominicana (1990, 1994, 1996) y exsíndico de Santo Domingo (1982-1986).

Gómez fue adoptado cuando era un bebé por un campesino dominicano cuando sus padres se vieron obligados a huir de nuevo a Haití, debido a la masacre llevada a cabo contra los haitianos en 1937 por el dictador Rafael Leónidas Trujillo.

La familia crió y educó a Peña Gómez como su propio hijo dándole su apellido, acción que se reflejó más tarde en su interés por los pobres.

En 1970 se graduó de Doctor en Ciencias Jurídicas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Y en ese mismo año obtiene el Doctorado en Derecho Constitucional y Ciencias Políticas en la Sorbona de París.

Desde 1961, Peña Gómez se convirtió en seguidor de Juan Bosch, el entonces líder del Partido Revolucionario Dominicano (PLD).

Bosch ganó las elecciones presidenciales de 1962, el primer presidente democrático en 32 años, pero su gobierno fue derrocado en un golpe militar el 25 de septiembre de 1963. En 1965, Peña se reveló y por medio de la radio donde laboraba como locutor llamó a la insurrección popular contra el golpe militar pidiendo el retorno de Bosch.

Ya enfermo de cáncer y días antes de morir, el líder envió un mensaje dirigido a sus adversarios, quienes arreciaron una campaña sucia en su contra con tintes racistas y xenófogos.

“Yo amo a mi pueblo, a mi país. A lo largo de toda mi vida he pagado un precio por eso. He recibido ataques feroces, a veces frontales, a veces con veneno más sutil, como ahora. Pero yo los perdono. Mis adversarios pueden contar conmigo, con mi perdón”. Esas fueron las últimas palabras que Peña Gómez dirigió al país a través de un spot de televisión que fue transmitido esos últimos días de la campaña electoral de 1998.

Poco después de 1994 comenzaron los primeros síntomas del cáncer pancreático que le aquejaba. La enfermedad cedió después de un tratamiento en los Estados Unidos. Más tarde, el cáncer reapareció. Murió de un edema pulmonar el 10 de mayo de 1998 en Cambita Garabitos, San Cristóbal, 6 días antes de las elecciones congresionales y municipales donde se postulaba como síndico de Santo Domingo.

Botón volver arriba