GeneralInternacional

#VIDEO Deslizamiento de tierra en Papúa Nueva Guinea deja al menos 2000 personas sepultadas


Papúa Nueva Guinea.- Las autoridades de Papúa Nueva Guinea informan que más de 2.000 personas podrían haber sido sepultadas por el deslizamiento de tierra y rocas que devastó las localidades de Kaokalam y Yambali el pasado viernes. Este trágico evento ha enterrado cientos de viviendas y dejado a miles de personas atrapadas bajo los escombros.

En una carta enviada a Naciones Unidas, el Centro Nacional de Desastres (CND) del país advirtió que miles de personas podrían haber quedado «sepultadas vivas» en las tierras altas del norte de Papúa Nueva Guinea. El desastre natural ha destruido innumerables viviendas y ha tenido un impacto catastrófico en la región.

Las autoridades locales han subrayado el grave impacto económico del desastre y expresaron su preocupación por la carretera principal que conecta con la mina de Porgera, la cual se encuentra completamente bloqueada. La situación ha sido descrita como «inestable», con rocas que continúan desplazándose y representando un peligro constante para los supervivientes y los equipos de rescate.

El CND informó que los equipos de rescate están enfrentando enormes dificultades para acceder a las zonas afectadas debido a los continuos deslizamientos. «La situación es extremadamente peligrosa, y los rescates se están llevando a cabo en condiciones muy adversas», señaló un portavoz del CND.

En las tierras altas de Papúa Nueva Guinea, donde suelen habitar entre 10 y 15 personas por vivienda, las estimaciones de víctimas mortales podrían aumentar en los próximos días. Otras cuatro localidades también han sufrido daños significativos por el deslave, complicando aún más las labores de rescate y asistencia.

La Organización Internacional para la Migración (OIM) ha estimado que al menos 670 personas han perdido la vida en esta devastadora avalancha. Ante la magnitud del desastre, el Gobierno australiano ha comenzado a movilizar ayuda humanitaria desde la capital, Port Moresby, aunque la provincia de Enga, donde ocurrieron los deslizamientos, se encuentra a 600 kilómetros de distancia, lo que retrasará la llegada de la asistencia.

 

Por: Mundo en Conflicto


Botón volver arriba