DeportesNoticias

Vicepresidente ejecutivo de operaciones de baloncesto Dennis Lindsey es investigado por la NBA por realizar comentarios racistas contra el jugador Elijah Millsap

Estados Unidos. – El buen presente de los Utah Jazz, y la tranquilidad que les trae ser el mejor equipo en lo que llevamos de temporada, se ha visto sacudida por las recientes acusaciones hacia Dennis Lindsey, actual vicepresidente ejecutivo de operaciones de baloncesto, de realizar comentarios racistas hacia el ex jugador de los Jazz, Elijah Millsap.

En tal sentido, la franquicia de Salt Lake City no ha tardado en hacer en mover sus oficinas, y según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, están cooperando con una investigación que la NBA ha decidido abrir sobre la acusación de Millsap.

La investigación incluirá el intercambio de notas tomadas en la reunión de abril de 2015, donde supuestamente se hicieron estos comentarios racistas, y a la que asistieron Millsap y tres funcionarios de los Jazz. Estas fueron ingresadas en una base de datos del equipo, y los investigadores de la Liga deberán determinar si han sido modificadas o actualizadas de alguna manera.

“La organización Jazz tiene tolerancia cero para el comportamiento discriminatorio de cualquier tipo”, dijo el equipo en un comunicado. “Nos tomamos estos asuntos en serio. Hemos contratado abogados externos para trabajar en coordinación con la NBA para investigar a fondo este asunto. Buscamos una revisión integral e imparcial de la situación”.

El mismo acusado, Dennis Lindsey, se ha puesto a disposición de la oficina de la Liga, y ha alentado a Adam Silver de abrir una revisión sobre las acusaciones de Millsap. Las cuales ha negado de manera rotunda.

Así que ahora Lindsey deberá soportar no sólo la presión pública en su contra, hasta que pueda resolverse la acusación, sino que además será sometido a investigación por parte de la misma NBA. La investigación buscará respuestas sobre cualquier acto discriminatorio que pudo haber tenido lugar en general en toda la organización; como en particular en la reunión a la que hace referencia Millsap. En dicha reunión, según han informado las fuentes, estaban presentes el propio jugador, el acusado, el entrenador Quin Snyder, y el actual gerente general Justin Zanik.

Dependiendo de lo que determine dicha investigación, Lindsey podría correr el riesgo de ser destituido de su cargo si finalmente se probaran las acusaciones. En el pasado reciente tenemos el caso de Donald Sterling, ex dueño de Los Ángeles Clippers, quien fue obligado a vender el equipo por el escándalo que generaron sus declaraciones racistas.

Cabe aclarar que, en aquel momento, Lindsey participó de la reunión debido a su cargo de general manager. Cargo que no ocupa más debido a que fue ascendido a vicepresidente ejecutivo en el año 2019.

Comente este artículo

Botón volver arriba