NoticiasSociales

Actriz Angelina Jolie vende un cuadro del ex político historiador Winston Churchill valorado en 9,6 millones de euros

Londres. – La actriz Angelina Jolie vendió por 8.285.000 libras (unos 9,58 millones de euros, 11,5 millones de dólares) un cuadro que el ex primer ministro británico Winston Churchill pintó en 1943 como regalo para el que fuera presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt.

La obra paisajística, que salió a subasta en la sede de Christie’s en Londres con un precio inicial de un millón de libras, es considerada una de las pinturas más importantes del ‘premier’ y la única que completó durante la Segunda Guerra Mundial, una singularidad que llevó al cuadro a alcanzar el precio más alto para una obra de Churchill en una subasta.

La pintura, óleo sobre lienzo y de 45,7 centímetros de alto por 61 de ancho, retrata la mezquita marrakechí de Kutubía, del siglo XII, bajo una dorada puesta de sol recortada por la sinuosa silueta de la cordillera del Atlas nevada.

Firmada con las iniciales W.S.C., la obra fue un regalo de Churchill a Franklin D. Roosevelt después de la Conferencia de Casablanca de 1943, donde pactaron la estrategia para doblegar a la Alemania nazi.

Tras diez días de cumbre, el líder británico invitó a su homólogo norteamericano a acompañarle a visitar uno de sus lugares favoritos. “No puedes recorrer todo este camino hasta el norte de África sin ver Marrakech (…) tengo que estar contigo cuando veas la puesta de sol en las montañas del Atlas”, dijo Churchill.

Después de cinco horas de viaje, llegaron a la ciudad marroquí y Roosevelt quedó tan prendado de aquel atardecer que el ‘premier’ no dudó en alargar su estancia en Marrakech para inmortalizar la escena y ofrecérsela como recuerdo al presidente norteamericano.

Firmada con las iniciales W.S.C., la obra fue un regalo de Churchill a Franklin D. Roosevelt después de la Conferencia de Casablanca de 1943, donde pactaron la estrategia para doblegar a la Alemania nazi.

Después de cinco horas de viaje, llegaron a la ciudad marroquí y Roosevelt quedó tan prendado de aquel atardecer que el ‘premier’ no dudó en alargar su estancia en Marrakech para inmortalizar la escena y ofrecérsela como recuerdo al presidente norteamericano.

Cuando falleció Roosevelt, el cuadro lo heredó su hijo, y desde entonces fue pasando por varios propietarios hasta 2011, cuando cayó en manos de la pareja que antes formaban Angelina Jolie y Brad Pitt.

Comente este artículo

Botón volver arriba