Salud

Consumo excesivo de alcohol podría dañar su cerebro

Que pasarse con las copas resulta dañino para la salud es un hecho innegable. Estudios previos ya han demostrado que el alcoholismo provoca anomalías en la actividad cerebral, muy visibles en las electroencefalografías (EEG). Se ha constatado que las borracheras ocasionales provocadas por una gran ingesta de alcohol en poco tiempo trastornan el funcionamiento cerebral.

En concreto, cambian las oscilaciones beta y teta del lóbulo temporal derecho y la corteza occipital bilateral de individuos jóvenes en estado de reposo. Se trata de oscilaciones eléctricas que, al alterarse, pueden causar dificultades para procesar la información y controlar los impulsos, algo que en el caso de personas de menos de veinte años supone un grave problema, ya que su cerebro aún no ha terminado de desarrollarse, en especial la corteza prefrontal, un área muy afectada por el exceso de alcohol.

Los cambios encontrados podrían indicar una disminución de la capacidad de respuesta a los estímulos externos y las posibles dificultades en la capacidad de procesamiento de la información en bebedores jóvenes compulsivos, y puede representar algunos de los primeros signos de daño cerebral inducido por el alcohol”.

Comente este artículo

Botón volver arriba