NoticiasSalud

El 28% de las mujeres sufren de síndrome de ovario poliquístico; se relaciona con la obesidad y la diabetes

SANTO DOMINGO. –Un estudio “Prevalencia del síndrome de ovarios poliquístico en mujeres diagnosticadas con infertilidad en un hospital de Santo Domingo”, determinó que la prevalencia del SOP en pacientes diagnosticadas con infertilidad fue de un 28%.

El síndrome de ovario poliquístico es una patología endocrina compleja caracterizada por la alteración de las hormonas sexuales femeninas, lo cual provoca un desbalance en el ciclo menstrual y quistes en los ovarios. Esta patología se relaciona con la obesidad y la diabetes, y se encuentra entre las principales causas de infertilidad.

El estudio fue realizado por el doctor Jaime Jorge Manzur, docente del Instituto Tecnológico de Santo Domingo y siete de sus estudiantes.

La investigación, en que se analizaron los récords médicos de 114 pacientes que asistieron a la consulta de ginecología y fueron diagnosticadas con SOP e infertilidad, demostró que la mayoría se encontraba en sobrepeso (41%). Asimismo, se observó que el ciclo menstrual de esas mujeres fue irregular (81%) y que la mayor cantidad de pacientes infértiles diagnosticadas con SOP presentaron anovulación (59%).

Según la Asociación Americana de Ginecología, La SOP, llamado anteriormente síndrome de Stein Leventhal, es la causa más frecuente de infertilidad y afecta entre un 6 y 10% de las mujeres en edad fértil de todo el mundo. Este síndrome también se asocia con la obesidad y diabetes de tipo 2, donde estos pueden ser indicativos de un trastorno metabólico.

El informe explica que el síndrome de ovario poliquístico es una afección heterogénea endocrina, asociada con altos niveles de andrógenos, lo que causa una disfunción ovárica en mujeres en edad reproductiva. Todavía no se conoce la causa exacta, pero se ha descubierto que esta enfermedad puede tener un componente genético.

Además, la patología se caracteriza por la resistencia a la insulina lo que aumenta el riesgo de presentar diabetes mellitus de tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Comente este artículo

Botón volver arriba