NoticiasTecnología

Hallan señales de un nuevo agujero negro en el centro de nuestra galaxia

Un equipo de investigadores del Observatorio Astronómico Nacional de Japón ha hallado evidencias fuertes de la existencia de un agujero negro de masa intermedia en el centro de la Vía Láctea, según un estudio que será publicado en la revista The Astrophysical Journal.

Los científicos estudiaban los gases que se encuentran en el medio de nuestra galaxia y concluyeron que una nube orbita un objeto de 10.000 veces la masa del Sol. Sin embargo, cuando intentaron observar el objeto con telescopios, no detectaron nada en la región en la que debería estar.

Entonces, los investigadores determinaron que se trataba de un agujero negro inactivo, es decir, uno que no se alimenta activamente, por lo cual no emite la radiación características de estos objetos cósmicos. Esta señal es usada por los astrónomos para detectar este tipo de objetos espaciales.

De este modo, este nuevo objeto se convierte en el quinto candidato para ser clasificado como agujero negro. Los investigadores continúan estudiando el centro de la Vía Láctea con el objetivo de confirmar la presencia de estos cuerpos, que serían abundantes en esta región del espacio.

El estudio, que ya se encuentra en el servidor arXiv de la Universidad de Cornell, detalla que estos objetos teóricos, se encuentran en el rango de 1.000 y 100.000 masas solares, es decir, entre los agujeros negros supermasivos y los pequeños.

La nube de gas [HCN-0.085-0.094.] está compuesta por tres grupos más pequeños. Uno de ellos tiene un comportamiento que sugiere la presencia de un agujero negro.

“Esta estructura cinemática sugiere una órbita alrededor de un objeto puntual con una masa de unas 104 masas solares. La ausencia de contrapartes estelares indica que el objeto puntual puede ser un agujero negro inactivo”, explica la astrofísica Shunya Takekawa, autora de la investigación.

Los científicos creen que este estudio hará que el método detección de agujeros negros a través de la observación de nubes de gas en forma de remolino se vuelva igual de válida que las demás. También ayudaría a entender mejor cómo se forman los agujeros negros supermasivos y de masa intermedia.

Fuente: El Comercio

Comente este artículo

Botón volver arriba