EconomíaNacional

INFOTEP da a conocer que aumentará la producción de panes como parte de su asistencia a las familias de las zonas afectadas por Fiona

Santo Domingo. – El Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) informó que ha decidido aumentar la producción de panes elaborados en los talleres de Panadería y Repostería de la institución a nivel nacional, para continuar asistiendo a las familias en las zonas afectadas por el huracán Fiona.

Su director general, Rafael Santos Badía, afirmó que es un momento en que todos debemos aunar esfuerzos, para ir en auxilio y asistencia de las familias que han quedado en condición de damnificadas.

“El INFOTEP aumentará la elaboración de panes, los cuales se están produciendo desde principio de esta semana en los talleres de Panadería y Repostería de la institución a nivel nacional, pero también ponemos a disponibilidad nuestras Direcciones Regionales y Centros Tecnológicos, para ser usados como centro de acopio y recibir donaciones que serán canalizadas a las zonas afectadas”, afirmó.

Santos Badía pidió a la ciudadanía que colabore, en la medida de sus posibilidades, con pañales desechables, arroz, harina, leche, agua embotellada, alimentos no perecederos y enlatados, productos para higiene personal y limpieza.

INFOTEP recorre comunidades de la región Este

Asimismo, se hace un llamado a quienes puedan aportar madera y zinc para la reparación y reconstrucción de miles de viviendas deterioradas como consecuencia de los fuertes vientos, desbordamientos de ríos e inundaciones provocados por el huracán Fiona.

Indicó que las ayudas recibidas en los centros de acopio del INFOTEP serán canalizadas a los necesitados por medio de las Gobernaciones provinciales.

El INFOTEP cuenta con infraestructuras en el Distrito Nacional, Santo Domingo Este, La Romana, San Pedro de Macorís, San Francisco de Macorís, Azua, San Juan, Barahona, Higüey, Bávaro, Santiago y Puerto Plata.

Informes de las autoridades dieron cuenta de al menos 12,000 desplazados de sus hogares, y unas 8,300 viviendas afectadas en la zona este y nordeste, donde los afectados salvaron muy poco cuando el agua entró a sus casas.

Botón volver arriba