Salud

La Remolacha revitaliza y rejuvenece

Santo Domingo.-Posee propiedades similares a la espinaca, y en combinación con la zanahoria contrarresta resfríos y gripes. Además, esta hortaliza es fácil de asimilar y regula las funciones hepáticas y renales.

La betarraga (remolacha), también conocida como remolacha de huerto, nabo de sangre o remolacha roja, es un vegetal popular en los huertos de Estados Unidos. Esta hortaliza pertenece a la familia de las Quenopodiáceas y requiere de un clima templado costero o de tierra salinas para desarrollarse sin dificultad. Puede consumirse los 365 días del año y permite realizar su cosecha en cualquier etapa de su desarrollo.

Variedades para disfrutar

Hay dos tipos de betarraga (remolacha): la azucarera y la forrajera, también conocida como remolacha común, que se utiliza para la alimentación de ganado y no para el consumo humano.

Según el tipo de variedad, vamos a encontrar remolachas de diversos colores y formas. Las más comunes son las que adoptan un aspecto similar al de un globo rojo, aunque también, por ejemplo, podemos conseguir otros ejemplares de distintas tonalidades: blancos y rosas.

Información nutricional

La remolacha ofrece cantidades importantes de vitaminas A, del complejo vitamínico B y C; además, este alimento posee minerales tales como: magnesio, hierro y fósforo.

Por otro lado, dicha hortaliza aporta fibras, solubles e insolubles: las primeras, controlan los niveles de azúcar en sangre y de colesterol; las segundas, resultan de gran ayuda para regular la función intestinal.

La remolacha particularmente es apreciada por su riqueza en azúcares naturales; no obstante, si prefiere consumirla asada, debe tener en cuenta que la misma perderá un porcentaje significativo de tales sustancias.

Por su parte, las hojas verdes comestibles de esta hortaliza son fuente natural de betacaroteno, calcio, hierro y vitamina B9 (ácido fólico).

Los beneficios de consumirla todo el año

Esta hortaliza conserva una especial riqueza en ácido folate, el cual, junto con el ácido fólico, resulta un defensor natural para la prevención de anemia, defectos de nacimiento del tubo neural (nervioso) y patologías cardíacas.

Ayuda a recuperar la piel y previene el envejecimiento cutáneo.

Por su abundancia en azúcares naturales, la remolacha es un alimento de fácil asimilación.

Este vegetal aporta energía rápida al organismo y es revitalizante y rejuvenecedor cutáneo.

Posee propiedades depurativas de gran valor, ya que -en corto plazo- estimula las funciones hepática, intestinal y renal, agilizando la expulsión de toxinas y desechos.

Estimula el sistema linfático, colaborando con la función depurativa que realiza el sistema inmunológico.

Consejos del Chef: A no desperdiciar hojas ni raíces

Las hojas (cuello) de la remolacha son una excelente fuente de vitamina A y otros nutrientes, y las raíces ofrecen cantidades suficientes de vitamina C.

Las hojas se cocinan y se sirven frescas como verduras; en cambio, las raíces o cabezas de remolacha deben conservarse en vinagre para prepararse en ensaladas, o cocinarse enteras para luego cortarlas en rodajas o en trozos.

Las hojas almacenadas absorben el agua de las remolachas, en consecuencia éstas pierden parte de su sabor e hidratación. Para evitarlo, es preciso dejarles una pulgada de tallo a las remolachas y no lastimar el bulbo, así podrán conservar su humedad y sus propiedades nutricionales.

Comente este artículo

Botón volver arriba