NoticiasSociales

Merenguero el Jeffrey revela que conoció al “diablo” en una fiesta

Santo Domingo. – El merenguero José Gabriel Severino mejor conocido como el Jeffrey reveló que conoció al “diablo” en una fiesta y que posee señales en su cuerpo, que posiblemente represente señales del más allá.

La información la dio a conocer el cantante durante en una entrevista en el programa Alofoke Radio Show, que produce y conduce el empresario Santiago Matías, donde aseguró que vio a “satanás”.

Tras ser cuestionado sobre la cicatriz que tiene en la frente, el Jeffrey explicó sobre las cábalas o creencias sobre la mala suerte. “Yo tengo el siete aquí (mostró la frente), el siete ahí (el codo) y mi esposa tiene un siete de un accidente que después tuvo”.

Sobre el encuentro con Satanás dijo que fue en la piel de una persona “muy importante y famosa”, mientras tocaba una fiesta hace muchos años en la que estaban figuras (afirma) como Donald Trump, donde se le acercó el “diablo” para hacerle una propuesta a cambio de su alma y que su esposa fue testigo del momento.

Así lo narró: “Satanás vino a mi presencia en el cuerpo de una persona que no voy a mencionar porque es excesivamente famoso… Estaba tocando en una fiesta, estaba el papá de Michael Jackson, Joe, y Donald Trump… Cuando termina la fiesta una persona llega y me dice -Yo te puedo brindar todo lo que tú quieras, Grammy, no te va a faltar nada, esto que está aquí va a ser poco. No te voy a negar que me estaba gustando la propuesta y mi esposa dijo: -no, tú no le puedes dar nada, Dios sí le puede dar”.

Dijo que prácticamente fue hipnotizado y que la propuesta era a cambio de su alma. “Cuando mi esposa lo enfrenta, él la agarró y le dijo: “Coño, no te metas” y la ‘hamaqueó'”, narró el canta lindo el Jeffrey.

El artista también agregó que su esposa desbarató todo, y pese a que tenían una villa para dormir, decidieron irse de la fiesta y fue entonces cuando tuvieron un accidente y ella se hizo la misma herida, el siete, que El Jeffrey tiene en la frente.

“Salimos e iba manejando y parece ser que alguien me movió y la puso a ella y cuando yo despierto estoy encima de ella y ella con la frente sobre la autopista. Ahí yo entendí que él me estaba hipnotizado y mi esposa me salvó”.

El intérprete de “Voy a ser grande” se definió como un creyente de Dios, más no religioso cuenta que al día siguiente se sintió triste por lo ocurrido y no niega que hubiese deseado un Grammy. “¿Quién no sueña con un Grammy”, aseveró?

Como era de esperarse, las reacciones fueron muchas entre creer y no creer. Otros sostienen que lo bueno, lo malo y lo sobrenatural existen.

 

 

 

Comente este artículo

Botón volver arriba