Salud

OMS informa sobre nuevos tratamientos para combatir la epilepsia

Santo Domingo.- Según la Organización Mundial de la Salud, en todo el mundo hay más de 50 millones de personas que viven con epilepsia; de ellas, un 80 % vive en países de bajos a medianos ingresos y un 75 por ciento no tiene tratamiento. Aunque las causas siguen siendo desconocidas en su mayoría, algunas posibles desencadenantes de la enfermedad pueden incluir la infección neurológica, el derrame cerebral, la genética y el daño cerebral prenatal.

A la mayoría de los pacientes con epilepsia se les puede tratar eficazmente con terapia de fármacos. Sin embargo, alrededor de un tercio de los pacientes con epilepsia requieren más que la terapia médica estándar.

De la misma manera que las tecnologías avanzan, también lo hacen las técnicas quirúrgicas que se pueden proporcionar a estos pacientes. Por ejemplo, un innovador robot estereotáctico está ampliando ahora las opciones de cirugía para la epilepsia, incluso para aquellas personas cuya operación antes se consideraba imposible.

Al igual que un “GPS” para el cerebro, el robot estereotáctico puede utilizarse para procedimientos neurológicos que requieren planificación quirúrgica con datos preoperatorios, registro de pacientes y una precisa posición y manejo de instrumentos. El brazo del sistema está diseñado para realizar la cirugía con instrumentos extremadamente pequeños, a menudo tan delgados como una aguja. Su alcance de movimiento y la posibilidad de adoptar diferentes posiciones, permiten la precisión, así como una recuperación más rápida de los pacientes. Cleveland Clinic es actualmente la única instalación médica en el sur de la Florida que ofrece el robot estereotáctico como una opción quirúrgica para el tratamiento de la epilepsia.

Para los pacientes con ataques de epilepsia que no están bien controlados por los medicamentos, la medicina ofrece la neuroestimulación receptiva, otra opción de tratamiento avanzado donde un pequeño dispositivo se implanta en el cráneo del paciente.

Este dispositivo supervisa la actividad cerebral y produce pulsaciones eléctricas para terminar la actividad convulsiva.

También ofrece el SEEG (Estereoelectroencefalografía) para ataques epilépticos incontrolables, un procedimiento que fue presentado en 2009, en el cual los médicos usan el robot estereotáctico para colocar electrodos en áreas cerebrales específicas, que son supervisadas para localizar con precisión la fuente de las convulsiones. Los especialistas luego revisan los datos y determinan cuál puede ser el mejor tratamiento, como la cirugía.

Comente este artículo

Botón volver arriba