Opinión

¿Por qué ha costado normalizar las atenciones y el cuidado de la salud mental?

Tabúes, estigmas y falta de cobertura en la Seguridad Social son factores incidentes

Especialistas citan cuáles son los lineamientos para abordar los temas de salud mental en los medios de comunicación

El pasado presidente del Colegio Dominicano de Psicólogos, Jairo Mercedes, entiende que uno de los obstáculos a vencer en materia de salud mental es normalizar las visitas a un terapista profesional.

“No hay que esperar a estar a punto de divorcio o del suicidio para asistir a una consulta. Un profesional de la salud mental te puede acompañar en la toma de decisiones, como elegir una carrera o analizar una oferta laboral, algo simple, pero algunos no tienen las habilidades para detectar lo que les conviene”, afirmó.

Su práctica profesional le ha permitido determinar los ejes fundamentales por los cuales las personas están acudiendo a consultas: violencia en sus diferentes manifestaciones (en accidentes de tránsito, pareja, contra los niños), embarazos en adolescentes y adicciones; todas acrecentadas tras la pandemia del COVID-19.

“Es una pena que aún en el Estado no haya la conciencia de que visitar al psicólogo no es porque estoy loco, por decirlo en lenguaje coloquial. Entonces, no te da los recursos, no te provee de los servicios de la Seguridad Social donde puedas ir con tu seguro y lo ideal fuera que no pagues”, reclamó.

En conversación con Diario Libre, Mercedes reiteró en múltiples ocasiones que “el Estado no ha atendido la salud mental en el nivel necesario”.

«Hay que romper el mito de que tengo que tener ideas casi suicidas para ir al psicólogo»

Jairo Mercedes

Psicólogo

“Desde su óptica, el presupuesto para la salud mental debe mejorar considerablemente y el foco de las políticas estar concentrado en prevención, no en tratamientos para después que tenemos el problema creado, que es lo que impera en la actualidad.

“A la gente hay que enseñarle cómo manejar su salud emocional y eso se hace con políticas preventivas, desde los espacios educativos, psicólogos en las escuelas, psicólogos en las comunidades y en los Centros de Atención Primaria, donde la mayoría no concibe a un psicólogo como un profesional indispensable dentro de la plantilla. No sabemos manejar la ira, las emociones, porque no nos enseñan eso”, comentó.

Mercedes entiende que el trabajo debe ser en equipo, nombrando voluntariados junto a las alcaldías, bomberos y empresarios de las diferentes municipalidades, pero es el Estado que debe crear la política preventiva. El docente universitario pide trabajar las habilidades sociales desde la niñez y la adolescencia, el manejo de conflictos, pero no con charlas.

“El tema de salud mental no lo resolvemos con ir a un barrio y dar una charla, sino con intervenciones psicoeducativas con talleres vivenciales donde la gente pone en práctica las herramientas. Las charlas orientan, pero no producen cambios de comportamiento”, indicó.

Sostuvo que parte del error es que “la salud mental no está concebida en el nivel que debe en la Seguridad Social. Los servicios de psicología no están contemplados y no están especificados de acuerdo a nuestras especialidades. Además de la Seguridad Social, mucha gente no acude a las consultas por los tabúes que hay en torno a la salud mental”.

“Hay que invertir en la niñez para tener adultos sanos”, recalcó.

Botón volver arriba