NacionalNoticias

Presidente de la Asociación de Industriales Antonio Taveras dice: “RD no aguanta diez años más como va”

Santo Domingo. – El presidente de la Asociación de Industriales de Herrera, Antonio Taveras dijo que el país no aguanta diez años mas como va, asegurando que el sector industrial atraviesa una grave crisis empresarial.

“Este país no aguanta diez años más como va… No tengo una visión catastrófica, sino que estoy haciendo una lectura de lo que veo”, fue la afirmación del presidente de la Asociación de Industriales de Herrera, Antonio Taveras Guzmán, quien pasó revista este miércoles en El Gobierno de la Tarde a la problemática del sector.

Taveras Guzmán hizo las apreciaciones a propósito de que el próximo sábado se celebra el Día Nacional de la Industria, sector que dijo está en una fuerte crisis y quieren llamar la atención al respecto.

“Hemos querido llamar la atención del Gobierno, del sector privado y de toda la ciudadanía, sobre la situación crítica y de descalabro por la cual está atravesando el sector industrial. Para que tenga una idea, el sector manufactura en los últimos 10 años ha perdidos 77 mil empleos formales”, señaló Taveras Guzmán.

Explicó que, de la participación en el Producto Interno Bruto, el aporte del sector manufactura ha sido menos de la mitad del crecimiento normal del PIB, pero que si se van al sector industrial netamente dominicano, desde el 2012 al 2017 ha tenido un aporte negativo de -11 %.

Recordó que el año pasado el presidente anunció el 27 de febrero que se habían creado 120 mil empleos, que muchos de esos fueron informales, la mayoría recayó en el Gobierno, y el sector industrial perdió cerca de cinco mil el año pasado.

Destacó que el sector industrial tiene una característica que lo diferencia, el que mayor calidad produce y tiene una relación virtuosa con el campo, con el sector Turismo y otros más.

Recordó que el año pasado el Foro Económico Mundial en su informe de competitividad habló de que República Dominicana había perdido 12 puntos en ese renglón, lo que calificó como alarmante, porque ningún país se ha desarrollado sin un sector industrial pujante.

“Si el descalabro de la industria nacional sigue, es difícil sostener en el tiempo el crecimiento sostenido que hemos tenido, que se da a partir de los años 90 cuando se hacen una serie de reformas…”, explicar.

Destacó que entre los sectores que aportan al empleo, zonas francas y remesas, turismo ha sido la salvación de este país, aportando 7,200 millones de dólares y más de 500 mil empleos directos.

Manifestó que el crecimiento que ha sostenido el país y que muchas veces ha sido elogiado por las cifras que representa, ha sido un crecimiento con pie de barro y con poca calidad, porque cuando se da estimulando un gran consumo en vez de estimular la calidad-país, es un problema.

Dijo que hay problemas cuando hay un liderazgo político con una visión de desarrollo muy estrecha y sin saber el rumbo hacia donde llevar al país: “entonces hay problemas”.

Reiteró que el país tiene grandes desafíos por delante y que a veces no tienen la mínima idea de los retos, como el relanzar el sector industrial a partir de la disponibilidad tecnológica de la que dispone el mundo y de las posibilidades de los nichos en los mercados internacionales.

Ante la pregunta sobre qué hacer, señaló que es necesaria una visión de desarrollo que demanda el momento, que no la tienen los políticos y a ellos ni a algunos empresarios les interesa

“Este es un país de grandes anuncios, y con grandes anuncios no vamos a lograr nada… Aquí hay que plantearse una política de desarrollo, entender el entorno internacional”, afirmó.

Al hablar sobre la energía eléctrica en República Dominicana, afirmó que hay un problema primario en este sector desde hace más de 60 años y que todo el mundo sabe que se puede resolver, pero no lo hacen por falta de transparencia y por los intereses de los gobiernos.

La informalidad no saca a la gente de la pobreza

Sobre las formas de empleo, manifestó que la solución de la sobrevivencia es la informalidad, y que cualquiera pone un saloncito de belleza y sobrevive mínimamente con eso, lo que cuenta como parte del empleo, “pero eso no saca la gente de la pobreza, saca de la pobreza el buen empleo y las buenas habilidades para ello”.

Precisó que actualmente el gobierno tiene cerca de 700 mil personas trabajando y que ahora mismo la industria anda por los casi 500 mil empleos y el sector turismo unos 430 mil.

Criticó que cada ministerio debería trabajar en función de sus planes de trabajo y con el perfil que necesita para llevar a cabo esos planes de trabajo, pero los distintos gobiernos han utilizado el Estado de favorecer a la militancia política y como válvula de escape para que no haya estallido.

“Si el sector privado no cuenta con un crédito orientado al área productiva entonces, es difícil desarrollarla. El año pasado cerca del 80 % del crédito de la banca privada fue financiada al consumo”, dijo.

El uso del dinero de los Fondos de Pensiones

Destacó que el 70 % del dinero de los Fondos de Pensiones está en el Banco Central y en Hacienda para cubrir el déficit cuasifiscal,  que el año pasado hubo un préstamo a dos empresas generadoras privadas, calificando de mal uso el que se le está dando a estos recursos de los trabajadores.

“Ahí se fueron 500 mil millones del Fondo de Pensiones”, dijo al referirse al préstamo que hicieron a generadores privados, lo que dijo es un problema de visión del desarrollo y de compromiso país cuando se orienta las políticas públicas.

El presidente de la AEIH plantea una gran reforma fiscal profunda que a su entender debe ser parte de reorganizarlo todo.

“Según los estudios, posiblemente aquí no haya que subir impuestos, basta con reorganizar los impuestos y cobrar impuestos a todo el que tiene que pagar… hablar de eso basta con leyes de transparencia, ley de calidad de gasto y que obliguen por un tiempo a los gobierno a un tope en los gastos corrientes y de capital hasta que este país pueda caminar por la vía de la transparencia”, precisó.

Abogó que es necesario junto a todo eso, una ley de transparencia fiscal que cuando cualquiera la viole sea pasible de ser sometido.

“Las reformas de este país son amplias e institucionales, tienen que ver con la visión de la economía, hacia donde vamos, con el problema institucional y la transparencia; con el problema del gasto, de la transparencia, del desarrollo territorial también… Para hacer todas esas reformas se necesita un compromiso de parte de los políticos y los empresarios para poder llevarlo a cabo”, concluyó.

Comente este artículo

Botón volver arriba