NoticiasPolitica

Ray Guevara dice decisiones del TC traerán cambios en los sectores vulnerables

Santiago Rodríguez.- El presidente del Tribunal Constitucional, magistrado Milton Ray Guevara, dijo durante su disertación en la conferencia “La Constitución: Pedazo de Papel o Proyecto de Nación”, que en sus más de 2,500 sentencias, la Alta Corte ha producido jurisprudencia vinculante que permite traerán cambios sociales e institucionales para vivir en Constitución.

Además, el magistrado presidente del TC indicó que dicho Tribunal ha realizado importantes aportes, estableciendo garantías para sectores vulnerables de la sociedad.

Ratificó que el TC es un espacio ciudadano y el motor que, junto a las academias, organizaciones profesionales, tribunales, poderes públicos, autoridades educativas, sociedad civil, impulsa el propósito de que la Constitución deje de ser un documento de papel lírico, preñado de buenas intenciones y carente de eficacia práctica, es decir, un simple pedazo de papel.

Al referirse al Tribunal Constitucional, su misión, sus atribuciones legales, su composición, señaló que “El Tribunal Constitucional está alojado provisionalmente en la sede del Instituto Nacional de Estabilización de Precios (INESPRE), en la Plaza de la Bandera y del Soldado Desconocido, y a pesar de la expresión popular: “el hábito no hace al monje”, es tiempo ya de que el Tribunal tenga un local propio cónsono con la dignidad y el respeto que se le debe profesar a la Constitución.

¿Cómo explicarles la actual situación a la comunidad jurídica nacional e internacional y al pueblo dominicano? Esperamos que las reiteradas que en ese sentido han sido hechas por el Gobierno Central finalmente se hagan una feliz realidad.”

Por su parte, expresó que en la medida en que la Constitución es un pacto político de la sociedad para establecer y garantizar derechos y para organizar la estructura del Estado, debe responder a criterios de estabilidad pero también de adaptación a los tiempos. Por ello, la Carta Magna establece un mecanismo de reforma constitucional.

En ese sentido, señaló que siempre es bueno recordar la Declaración de Derechos de 1793 en Francia, mediante la cual se afirma “un pueblo tiene siempre el derecho de revisar, reformar y cambiar su Constitución. Una generación no puede someter a sus leyes a las generaciones futuras.” Recordó que en igual sentido se pronunció el ilustre norteamericano Thomas Jefferson al señalar que “los contemporáneos no tenían el derecho ni la posibilidad de atar la posteridad con la petrificación de sus regulaciones supremas.” Pero esto no significa que la Ley de Leyes sea una Constitución de conveniencia, o que siga la moda.

Indicó que en nuestro país, hemos tenido una Constitución reformada treinta y nueve (39) veces, o si se quiere, cuarenta (40) constituciones, las cuales han sido mayoritariamente el producto de cuestiones coyunturales: crisis políticas, crisis post-electorales, post-intervenciones extranjeras, golpes de Estado, transiciones gubernamentales, designios de un poder autoritario, aspiraciones políticas, entre otros.

Resaltó que la Constitución dominicana es un verdadero proyecto de Nación, cuyas raíces son el manifiesto del dieciséis (16) de enero de 1844 sobre las causas de la separación del pueblo dominicano de Haití, el proyecto de ley fundamental de Juan Pablo Duarte y la primera Constitución dominicana del seis (6) de noviembre de 1844 proclamada en la villa de San Cristóbal. Agregó que ese proyecto de Nación se inspira en el pensamiento humanista cristiano que se expresa al inicio del juramento de La Trinitaria: “En el nombre de la Santísima, augustísima e indivisible Trinidad de Dios Omnipotente: juro y prometo…”, juramento que termina con las palabras sacramentales que son hoy el lema nacional: “Dios, Patria y Libertad”.

Añadió que la Constitución se establece como un proyecto de Nación, al contener valores, fines y objetivos de una comunidad humana políticamente organizada, que es el pueblo dominicano. Expresó que: “Ese proyecto de Nación es lograr un Estado Social y Democrático de Derecho, fundado en el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, el trabajo, la soberanía popular y la separación e independencia de los poderes públicos.”

El magistrado presidente resaltó que para el Pleno de Jueces del TC era más que un honor estar en la provincia Santiago Rodríguez, “cuna de la Restauración, capital del Noroeste y tierra del cazabe”, nicho fecundo del ideal restaurador, como diría el escritor Pedro Carreras Aguilera. Añadió que fue el general Santiago Rodríguez Masagó, en cuyo honor esta provincia lleva su nombre, quien, junto a otros ilustres restauradores, inició movimientos insurreccionales en toda la región en rechazo a la anexión a España.

Expresó que Santiago Rodríguez es un lugar de exuberante belleza, que acoge parte del Parque Nacional José Armando Bermúdez y donde ríos como el Artibonito, el Guayubín, el Mao y el Yaguajal testimonian de su gran riqueza hídrica.

Se refirió a Santiago Rodríguez como tierra de cultura, música y de deporte, destacando personalidades en estas áreas oriundos de la provincia, tales como: Daniel Rodríguez, Danny Gómez, Judith Leclerc (Mil Historias), Papo Fernández, Miguelina Lantígua y Federico Estévez, Lilian Carrasco de Cury, Ramón Antonio Fernández (Papo), JR Orlando Reyes, Ricardo González Quiñones, Sandino López, Juana Rodríguez, Francisco Antonio Lora Cabrera (Ñico Lora), Fefita La Grande, el mambólogo Jovany Polanco, Yanina Rosado (pianista directora de 4-40), el maestro Miguelito Leclerc, Frandy Sax. y Ary Rosado y la lírica soprano Nathalie Peña Comas, quien es descendiente de un sabanetero.

En el deporte, destacó los hermanos Villalona (Osvaldo, Pepín, Freddy y Calín – tremendo bateador-); Gui-Gui Saint-Hilaire; Papito Tavárez; Tomás Rodríguez y Ramón “abejón” Martínez.

El magistrado presidente finalizó su conferencia expresando: “Se han abierto de par en par, las ventanas del futuro por donde penetra la brisa saludable de los bosques de Santiago Rodríguez y que deberá llegar a todos los rincones del país para restaurar en todos los corazones dominicanos, henchidos de patriotismo constitucional, la fe en la eternidad de la Patria, en la dominicanidad y en la Constitución ¡Dios, Patria y Libertad! ¡Viva Santiago Rodríguez! ¡Viva la Restauración! ¡Vivan Duarte, Sánchez y Mella!”

Comente este artículo

Botón volver arriba