Salud

Uso del ajo para prevénir el cáncer, ulceras en el estómago y mejorar sistema respiratorio

Santo Domingo.- El ajo se ha utilizado tradicionalmente para mantener y mejorar la salud por diferentes culturas antiguas. La Alicina es un componente del ajo que le confiere propiedades para fortalecer el sistema inmunitario, evitar úlceras de estómago, prevenir el cáncer, mejorar el sistema respiratorio o el cardiovascular.

Uno de los remedios caseros y naturales más extendidos y usados es el ajo, y no es de extrañar debido a sus propiedades medicinales.

El ajo, es muy conocido y usado desde la antigüedad por sus beneficiosas cualidades curativas, entre ellas, la de combatir las bacterias debido a su acción antibacteriana, o para fortalecer las defensas.

Esta planta perenne pertenece a la familia de las liliáceas y es originaria de Asia, posee unas flores muy vistosas y de ella utilizamos el bulbo (los ajos). En países como China es común consumir el ajo negro.

Propiedades y beneficios del ajo

Contiene Vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B9, C y E

Posee minerales como el potasio, fósforo, calcio, magnesio, selenio, sodio, hierro, zinc y cobre

También contiene Quercitina, un flavonoide muy beneficioso para la salud por sus propiedades analgésicas, antibacterianas, antiasmáticas, antidiabéticas, hepatoprotectoras, antiartríticas, etc.

Mejora las infecciones que se puedan desarrollar en el sistema respiratorio. Ayuda a depurar la sangre

Por su acción expectorante descongestiona las vías respiratorias, elimina mucosidad y ayuda a mejorar los casos de bronquitis, gripes y catarros

El ajo ayuda a bajar la tensión, muy recomendado por tanto para la hipertensión arterial.

Facilita la buena digestión de las comidas

Tiene propiedades analgésicas, ayudando a reducir el dolor de forma natural

Ayuda a eliminar el herpes labial aplicado localmente

Favorece la buena circulación de la sangre, lo cual beneficia a todos nuestro organismo pues éste estará recibiendo correctamente el oxígeno, nutrientes y hormonas que van en el flujo sanguíneo, y todo gracias a su contenido en adenosina y ajoeno.

Comente este artículo

Botón volver arriba