Noticias

El Olón Odebrecht

Por: Jose Manuel Saavedra

Una nueva revelación sobre el caso Odebrecht salpica hoy a la exalcaldesa de Lima Susana Villarán, la cual es acusada por el mismo Jorge Barata de haber recibido indirectamente 3 millones de dólares a fin de pagar los servicios del publicista brasilero Valdemir Garreta y de esta manera poner en marcha la campaña del NO.

Recordemos que su gestión como alcaldesa fue una de las más ineficientes que ha tenido la ciudad de Lima en los últimos 20 años. Primero fue la fallida playa de La Herradura, donde sus funcionarios no tuvieron mejor idea que echar arena a una playa de piedras sin considerar que la marea se la llevaría a los pocos días.

Otro de los cuestionamientos a su gestión fue la construcción de escaleras que fueron infladas en número, teniendo que admitir días después que se habían construido mucho menos de lo mencionado.  La inundación de la vía Parque Rímac fue otro de los escándalos de una gestión plagada de improvisación y negligencia.

Como vemos la gestión de una izquierda supuestamente moderna y de inclusión social resultó ser una gestión frívola orientada a intereses personales sin importarle el progreso de una ciudad que se desangra por la inseguridad que vive Lima y se asfixia en medio de un caótico tránsito.

La señora Susana Villarán tiene mucho que explicar a la opinión pública, las declaraciones de Jorge Barata confirman la confesión del publicista Garreta y contradice la versión de la exalcaldesa de Lima de no haber negociado ningún apoyo con los brasileros.

Hoy salen todos los que apoyaron su campaña del NO a decir que no sabían nada y que fueron engañados por la exburgomaestre. Qué dirán sus escuderos sobre este aporte millonario. ¿Se escudarán en que no sabían? Ahora si todos se lavan las manos y nos quieren ver la cara de tontos a todos los limeños.

Los electores que eligieron a Susana Villarán lo hicieron sin conocer su plan de gobierno ni a su equipo. Sólo votaron por una emoción del momento, porque un famoso periodista destruyó a otros candidatos y mostró a Susana Villarán como la salvadora de Lima.

Que este error no se repita Nunca Más, aprovechemos la próxima elección municipal para elegir como alcalde a una candidata con trayectoria comprobada. ¡No a los corruptos!

Comente este artículo

Botón volver arriba